Un bisturí inteligente es capaz de diferenciar el tejido sano del canceroso en solo tres segundos

 68792691 dsc 0014-2

El 20% de las mujeres con cáncer de mama sometidas a una extirpación de un tumor en su pecho deben volver al quirófano para retirar restos de tejido canceroso que pasaron desapercibidos para el cirujano. Eso puede dejar de ocurrir cuando iKnife sea una realidad en todos los quirófanos. Se trata de un bisturí inteligente, desarrollado por científicos europeos, capaz de decir en apenas tres segundos si el tejido que está sajando el cirujano es canceroso.
En la actualidad, los cirujanos extirpan el cáncer junto con un reborde de tejido sano para intentar garantizar la extracción total del tumor, pero los fallos son habituales. En caso de duda, el cirujano puede enviar el reborde de tejido a analizar en busca de células cancerosas, pero este proceso implica mantener al paciente bajo anestesia durante una media hora hasta que llegan los resultados. iKnife es un electrobisturí que transforma energía eléctrica en calor para cortar tejidos blandos. En este proceso sale humo; el bisturí absorbe las moléculas de ese humo y las envía a un espectrómetro de masas, que analiza los ingredientes del humo, diferentes en función de si es un tejido sano o canceroso. Los vapores de cada tejido tienen una huella química aparentemente inconfundible. El iKnife elimina todas las complicaciones y reduce el proceso a un análisis de tres segundos. Pero tiene un punto débil. Aunque se ha probado con éxito en humanos, los cirujanos no podían ver los resultados de sus análisis en tiempo real.
Los primeros prototipos cuestan entre 200,000 y 300,000 euros cada uno. "Todavía es un aparato experimental, pero creo que podría llegar a los hospitales en dos o tres años", explica el inventor de este bisturí inteligente, el químico húngaro Zoltán Takáts, del Imperial College London (Reino Unido). La primera prueba del bisturí inteligente en seres humanos, cuyos resultados se publican en la revista Science Translational Medicine, ha conseguido diagnosticar tejidos de 91 pacientes con un 100% de precisión. En uno de los casos descritos, un hombre de 69 años entró en quirófano con un tumor sin clasificar en tráquea, bronquios y pulmones. En tres segundos, el iKnife diagnosticó un carcinoma de células escamosas, un tumor maligno y muy agresivo. "El cáncer no es la única aplicación del iKnife, también se podría utilizar en el campo de la seguridad alimentaria", asegura Takáts. Su grupo ya ha probado con éxito el bisturí inteligente para diferenciar carne de vaca de carne de potro, tras el escándalo vivido a principios de este año, cuando se supo que en varios países europeos se vendía caballo como si fuera ternera.

20minutos.es


Certificado Consejo de Salubridad SocialMédica Campestre se encuentra Certificado por el Consejo de Salubridad General desde el año 2012 con estándares de calidad que se enfocan en la seguridad del paciente. Vigencia de Certificación actual: 28-02-2021. 
www.csg.gob.mx